Las ideas curiosas de Yoh: 2.ª parte

¡Comandantes!

Bienvenidos a la segunda y última parte de esta miniserie histórica sobre los nuevos carros pesados estadounidenses. Aseguraos de leer la 1.ª parte para descubrir los primeros detalles de los curiosos diseños y proposiciones de la empresa H.L. Yoh, que inspiraron la nueva rama del árbol tecnológico.

En la 2.ª parte profundizaremos en algunas de las ideas más extrañas propuestas al Ejército de Estado Unidos en la década de 1950. Vamos a explorar los planes maestros y las maravillas de Yoh, incluyendo conceptos originales para las orugas de reserva, ¡una de las pocas ideas viables que ahora podéis encontrar en el juego!

Concepto de cañón automático

Este concepto proponía un cargador giratorio que tenía varios proyectiles de 105 mm. El comandante o el cargador podían rotar el tambor hasta que el tipo de proyectil adecuado se alineaba con el cañón. Entonces, el émbolo con el mecanismo de disparo movía el proyectil hasta la recámara del cañón y lo bloqueaba en su sitio para obturarlo. Cuando el proyectil avanzaba para el disparo, pasaba un puerto que permitía que la presión del gas desbloquease el émbolo de la culata. Parte de la presión del gas restante enviaba el casquillo vacío de vuelta al tambor con el émbolo de la culata detrás de él. Esto dejaba al cañón estaba listo para recibir otro proyectil.

Aunque la idea era viable (y ya se había desarrollado un sistema similar para el Stryker MGS estadounidense), ocupaba mucho espacio dentro del vehículo. El autocargador de tipo revolver del M1128 Stryker MGS no es muy sutil.

Además, parece que el revolver de Yoh estaba fijado al cañón de forma permanente, lo que aumentaba su peso global. Sin mencionar la dificultad adicional para moverlo y la cantidad de espacio necesario para subir y bajar. Un sistema corredero podía mejorar la situación, pero aún nos encontrábamos con un sistema de carga que ocupaba mucho espacio. Tampoco está claro cómo se gestionaba el retroceso del cañón o si se había concebido como un sistema sin retroceso.

Una oruga en una oruga

La «oruga en una oruga» era un concepto para dar potencia a las ruegas del bogie en caso de emergencia. La oruga adicional debía ir montada entre las tres ruedas traseras y la oruga principal y estaba accionada por el piñón principal. Estaba previsto como un sistema de emergencia permanente, que se activaba cuando la oruga principal se caía o sufría daños por minas o fuego enemigo. Este concepto evitaba que la tripulación arriesgase su vida realizando reparaciones, incluso después de perder la oruga principal. El peso adicional se consideraba desdeñable, sobre todo teniendo en cuenta que podía salvar a la tripulación y al blindado.

Aunque la idea de una «oruga en una oruga» parece más sensata que algunas proposiciones alternativas, pensar que la oruga se caería limpiamente y que las piezas de la suspensión se separarían sin interferir con la oruga interior es algo imprudente. Además, la oruga completa podía atascar el sistema de otras maneras, que acabarían obligando a la tripulación a desmontar antes de que se pudiese usar la oruga interna.

Sin embargo, es una mecánica interesante que ahora podéis probar en World of Tanks, gracias a los nuevos vehículos de Yoh: el M-II-Y, el M-III-Y, el M-VI-Y y el M-V-Y.

La alternativa andadora

Este dispositivo de marcha fue una de las proposiciones más inusuales de la empresa H.L. Yoh. Se diseñó para ofrecer tracción en caso de emergencia. Cada pie estaba propulsado por el mismo eje que los piñones principales y podía controlarse y dirigirse independientemente en cualquier dirección.

El dispositivo se podía desplegar desde dentro del carro cuando se producían daños en las orugas, lo que mantenía a la tripulación a salvo y permitía alejarse del fuego enemigo.

Originalmente, la idea se describió como «poco convencional», ¡pero nosotros preferimos decir que es un poco absurda!

Diseño de carros pesados revisado

Este concepto presentaba un esquema de carro pesado totalmente reestructurado, con el motor en la torreta. Los supuestos beneficios del interior actualizado eran los siguientes:

  • El motor en la torreta equilibraba el peso del cañón.
  • La redistribución del peso eliminaba la necesidad de añadir contrapesos, reduciendo el peso general del blindado.
  • El cañón apunta hacia delante, en una posición de viaje normal.
  • Hay un espacio adecuado para la tripulación en la torreta.
  • El rediseño permite llevar un casco más pequeño y ligero.
  • Tiene espacio para 60 proyectiles.
  • Hay más capacidad de almacenamiento de combustible.

En realidad, este diseño tenía varios fallos sustanciales. Colocar el motor en la torreta añadía una tonelada (o tres) de peso en la parte superior del carro. Esto cambiaba el centro de gravedad y lo situaba extremadamente alto; además, dejaba los motores de la torreta con una cantidad bastante alta de peso adicional que gestionar. Y la idea de transferir la mayor parte de los 1000 caballos de vapor a las orugas mediante un anillo giratorio que rotaba de forma independiente bajo el anillo de giro de la torreta no tenía en cuenta las restricciones mecánicas. El par de fuerzas creado al empujar la torreta en dirección contraria causaría sin duda una importante pérdida de potencia.

En general, es probable que haya una razón por la que el ejército de EE. UU. nunca pidió a al empresa H.L. Yoh que hiciese un prototipo de ninguno de sus conceptos.

Aunque ninguna de las ideas o los blindados de la empresa alcanzaron el campo de batalla, ahora podéis probarlos en World of Tanks. Salid a luchar y descubrid su diseño único y la nueva mecánica de «oruga en una oruga».

¡A rodar!

Cerrar