Historias del Sherman 2: El poderoso Firefly

¡Comandantes!

En 1943, miles de carros Sherman habían dejado huella en el norte de África y el Frente Oriental. Pero pronto se solicitó una modificación urgente del M4, que debía convertirse en una máquina capaz de plantar cara a los Tiger I y Panther alemanes. ¿Cuál fue la solución? Acoplar un cañón masivo de 17 libras en un Sherman rediseñado y salir por la puerta de la fábrica con él; así de simple. El resultado fue el poderoso VI Sherman Firefly , preparado para enfrentarse a los defensores alemanes durante y tras la invasión exitosa del Día D.

Uníos a Richard «The Challenger» Cutland, mientras os guía a través del proceso de desarrollo y os da todos los detalles sobre los vehículos históricos y restaurados del Museo de blindados de Bovington, Reino Unido.

Este vídeo se mostró durante el Tankfest Online 2021. Echad un vistazo a la grabación en directo en Twitch o YouTube si os perdisteis el evento.

Los subtítulos en tu idioma no están disponibles para este video, por lo que te pedimos que uses la opción de traducción automática pinchando en el icono que encontrarás abajo, en la esquina derecha.

La idea de añadir cañones de 17 libras a carros aliados no era nueva. Por desgracia, el desarrollo de blindados era un proceso largo y arduo, y la mayoría de carros y torretas no soportaron semejante retroceso. Los ingenieros modificaron el VI Cromwell inicialmente como parte del proyecto Challenger, una iniciativa descartada tras generar problemas técnicos y de producción.

Mientras las fuerzas aliadas se preparaban para desembarcar en Normandía, necesitaban un blindado para resistir ante los carros pesados alemanes con urgencia. Fue así que los diseñadores británicos volvieron su atención al fiable M4 Sherman. Las mecánicas existentes de la torreta no bastarían, por lo que el mecanismo de retroceso se rediseñó por completo. Los cilindros de retroceso se acortaron y se colocaron en ambos laterales del cañón para aprovechar la anchura de la torreta del Sherman. Se añadió un nuevo mantelete y cañón y se montó la radio en el exterior de la torreta, en una caja especial. El puesto del copiloto se retiró, y el espacio vacante se ocupó con 77 proyectiles.

Este diseño no era perfecto. El poderoso impacto creaba un destello deslumbrante, y la nube de polvo resultante delataba su posición a la par que cegaba a la tripulación temporalmente. A su vez, su temido cañón se convirtió en el objetivo principal de los disparos enemigos, por lo que los tripulantes recurrieron a varios métodos para ocultarlo. Sin embargo, las nuevas tácticas de combate y la dependencia del apoyo cercano garantizaron su supervivencia y éxito en el Frente Occidental. Cada pelotón de blindados contaba con dos vehículos Firefly con los que podían lanzar aquel impacto devastador a los carros pesados alemanes, puesto que su cañón nuevo podía perforar hasta 163 mm de blindaje a una distancia de 500 m y 150 mm a 1000 m.

Echad un vistazo al primer vídeo del M4 Sherman y permaneced atentos a las próximas historias del Sherman que compartiremos la semana que viene, donde os contaremos sobre el Fury.

Uníos a la comunidad de YouTube de World of Tanks

¡Suscribíos a nuestro canal de YouTube para no perderos la acción blindada, nuestros vídeos históricos, las mejores repeticiones de la semana y más contenido de interés de World of Tanks!

SUSCRIBIRSE

¿Aún no juegas a World of Tanks?

Crea una cuenta en www.worldoftanks.eu/playhistory y recoge tus carros históricos exclusivos en World of Tanks PC. ¡También puedes compartir el código de invitación PLAYHISTORY con tus amigos y conquistar el campo de batalla en equipo!

¡A rodar!

Cerrar