¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

WZ-111: El carro olvidado por la historia

Tras la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas armadas chinas estaban algo mermadas. Para agravar este problema, la industria de carros china era prácticamente inexistente por aquel entonces.

Sin embargo, en esa época, China tenía una sólida relación con la Unión Soviética, que estaba más que dispuesta a ayudar a un país comunista amigo, afianzando así su propio poder y la seguridad en el hemisferio oriental. La solicitud de ayuda de China para reconstruir sus fuerzas armadas supuso el envío masivo de equipamiento militar soviético con el objetivo de satisfacer las necesidades del Ejército Popular de Liberación de China. Entre los vehículos blindados que se proporcionaron al Ejército Popular de Liberación se encontraban carros como el T-34-85, el SU-100 y el IS-2. 

Sin embargo, los diseñadores chinos tampoco se quedaron de brazos cruzados. De hecho, el desarrollo del carro pesado
WZ-111 comenzó ya en 1957 y se suponía que sería el sustituto del IS-2. La influencia que tuvo la escuela soviética de construcción de carros sobre el proyecto fue enorme. La máquina, que inicialmente se denominó "111", para después pasar a la fase de pruebas como "WZ-111", había sido diseñada tomando como modelo al IS-3: la peculiar torreta aerodinámica, la placa de blindaje frontal en forma de pico y el blindaje inclinado de los laterales se han tomado de su hermano mayor soviético.

Los diseñadores chinos consideraron varias opciones para el armamento principal del WZ-111. Entre los cañones propuestos estaban el M46 de 130 mm, el D-25TA de 122 mm y el D-10T de 100 mm. Por desgracia, no se conservan suficientes datos fiables de la época para saber qué opción de entre las disponibles fue la elegida.

Este carro pesado chino no llegó a fabricarse y solo se construyó un prototipo. El vehículo ni siquiera tenía una torreta en condiciones cuando empezó a probarse. En su lugar, tenía un peso de lastre equivalente al de la torreta que había sido pensada para el blindado. Actualmente, el prototipo del WZ-111 se encuentra en el museo chino de Blindados.

        

El prototipo WZ-111 con un camuflaje distinto en el Museo Militar de la Revolución Popular China. Aún puede verse el contrapeso cuadrado en lugar de la torreta.

Víctima de las circunstancias

¿Por qué no llegó este carro a la línea de producción? Múltiples razones llevaron a la cancelación del proyecto. El desarrollo del carro pesado fue un enorme reto para los diseñadores, especialmente debido a que la industria pesada y la ciencia no estaban demasiado avanzadas en China, a diferencia de hoy en día. Además, la fabricación y el mantenimiento de los carros pesados eran muy costosos, incluso para países más ricos que China. De esta forma, el cuerpo militar chino se dio cuenta muy pronto de que la mayoría de países que contaban con programas de carros pesados limitaban el número de vehículos de este tipo en servicio o interrumpían su desarrollo por completo. De la escasa información disponible sobre el proyecto WZ-111 también hemos podido saber que el prototipo sufrió algunos fallos de diseño que pudieron contribuir a la decisión de abandonar el proyecto.

Hay otra explicación muy probable para explicar la mala suerte del WZ-111. China había comprado varios carros T-54 y su documentación de fabricación a la Unión Soviética. El T-54 pegaba duro, tenía un buen diseño y no requería pruebas muy prolongadas. Es más, los ingenieros chinos contaban con la ayuda de los soviéticos a la hora de organizar la fabricación del carro. Como consecuencia, decantarse por el T-54 era la opción más sencilla y menos problemática.

De una forma u otra, el proyecto WZ-111 acabó acumulando polvo y cayó en el olvido.


No lo olvidéis, ¡podéis conseguir vuestro propio WZ-111 en el juego si completáis nuestras Misiones especiales de desafío!

 

¡A rodar!

Cerrar