Rendimiento con la actualización 1.0: Guía de socorro

¿Habéis descargado la actualización 1.0 y es el momento de jugar, pero los problemas de rendimiento os impiden disfrutar del juego? Nosotros os ayudamos. Sea cual sea vuestra configuración, aquí tenéis algunos consejos generales para que vuestro sistema vuelva a funcionar a pleno rendimiento.

Actualizad los drivers para vuestra tarjeta gráfica

Tanto Nvidia como AMD e Intel actualizan regularmente los controladores de sus respectivas tarjetas. Normalmente los últimos controladores mejorarán el rendimiento, especialmente para los juegos más recientes. En sus páginas web podréis encontrar la última versión. Aseguraos de que los controladores se ajustan a vuestro sistema operativo y vuestro modelo específico de tarjeta gráfica. Si no estáis seguros de qué tarjeta gráfica tenéis, ambos sitios ofrecen una herramienta de detección automática que os ayudará a obtener el paquete adecuado.

NVIDIA AMD Intel

Revisad la guía para actualizar el controlador de la tarjeta gráfica para aseguraros de realizar una instalación correcta:

Realizar un análisis completo de vuestro ordenador

Se pueden estar ejecutando muchos programas de fondo y usan recursos, incluyendo memoria y tiempo del procesador. Comprobad que no se estén ejecutando procesos superfluos que puedan afectar al rendimiento del juego. También podéis limpiar los archivos temporales para liberar algo de espacio en el disco y volver a revisar si está activa la aceleración por hardware de DirectX. Revisad esta guía para optimizar vuestro ordenador:

Ejecutar una detección automática

Comenzad ejecutando la detección automática del sistema para definir el ajuste óptimo en términos de FPS y la calidad visual de vuestro equipo.

Afinar los ajustes gráficos

La mayor ganancia en fotogramas por segundo viene de ajustar y llegar a un compromiso en los ajustes gráficos. Si queréis efectuar cualquier otro ajuste gráfico en la opción predeterminada sugerida, seguid la guía completa sobre los ajustes para una explicación detallada sobre cada opción de ajustes y cómo contribuye a la visualización del juego.

Cambiar a una configuración gráfica inferior

El rendimiento puede aumentar significativamente y podréis hacer ajustes adicionales a los gráficos centrándoos en los ajustes gráficos que estén disponibles tras el cambio.

Reducid el ajuste «Resolución del renderizado en 3D»

Si esto no ayuda, intentad reducir la resolución de la pantalla. No recomendamos reducir estos ajustes si el rendimiento del cliente os permite jugar con comodidad, ya que incrementarán significativamente la tasa de fotogramas, pero la calidad de la imagen será significativamente inferior.

Contactad con Asistencia al jugador

Si lo habéis intentado todo y seguís experimentando problemas técnicos, contactad con nosotros creando una consulta en el centro de Asistencia al jugador. Describid el problema y la lista de acciones que ya habéis realizado para resolverlo.

Si el cliente del juego se ha actualizado con éxito a la versión actual, pero hubo problemas con su lanzamiento y durante el juego, adjuntad el informe del programa WGCheck a la consulta; ayudará a resolver el problema tan pronto como sea posible.

NOTA: Antes de crear una consulta, intentad ejecutar el juego en modo seguro, sin las modificaciones de terceros. Si persiste el problema, comunicádnoslo. Dirigíos AQUÍ para descubrir cómo ejecutar el juego en modo seguro.

Próximamente: Config Tuner

Estamos trabajando en un programa especial para mejorar el rendimiento del juego con los ajustes mínimos. Se llama Config Tuner y os permite reducir más aún la calidad de la imagen y mejorar el rendimiento de juego, en el caso de que este sea crítico y no os permita ejecutar el cliente con una tasa de fotogramas aceptable en los ajustes mínimos.

PROBADLO  

Cerrar