Cómo volvió a cobrar vida el Bretagne Panther

¡Comandantes!

Ya lo habéis visto en el juego, y los más afortunados de vosotros pudisteis observarlo en acción en el Tankfest. El Bretagne Panther nos acompaña por todas partes estos días, pero darle una nueva vida no fue precisamente fácil. Lo último que contamos sobre el Bretagne fue que lo enviaron a ocupar Alemania durante un breve periodo.

Ahora vamos a saltar al año 2017. El Museo de blindados de Saumur, que se podría decir que es el mejor museo de Francia si os gustan los carros de combate, adquiere el vehículo. Es en ese momento cuando nosotros aparecemos en escena, ayudando al museo y sus especialistas a emprender un buen proceso de restauración. Pero, en este momento, ni el museo ni World of Tanks están al tanto de la verdadera identidad del Panther.

Su chasis necesita cuidados intensivos. Sin embargo, con pasos lentos pero firmes, el gran felino va recuperando su salud. Adquirimos un nuevo motor y trabajamos en una suspensión renovada. Se trata de una operación delicada, pero el Panther se va pareciendo cada vez más a sus gloriosos días de juventud.

¿Qué juventud exactamente? Tras meses de restauración, empezamos a sumergirnos en la posible historia que pudo haber tenido este Panther. En palabras de un famoso arqueólogo: «Debería estar en un museo», así que este vehículo tenía que tener relevancia histórica. Sin embargo, tampoco podía tratarse de un Panther como cualquier otro.

Echando la vista más de 70 años atrás, descubrimos la increíble historia del escuadrón Besnier, una unidad particular de las fuerzas de liberación francesas formada íntegramente por carros de combate alemanes capturados, incluyendo dos Panthers. Nuestro vehículo tiene una historia cautivadora, apropiada tanto para los campos de batalla de nuestro juego como para los pasillos del museo.

Ahora nos trasladamos a principios de 2019, y nuestros desarrolladores trabajan mano a mano con los especialistas del museo para crear una versión lo más fiel posible del Panther. Las investigaciones continúan y añadimos el Zimmerit (una cubierta con aspecto pastoso para protegerse de las minas magnéticas) y un camuflaje. Ambos elementos son en realidad alemanes, pero, curiosamente, según profundizamos en nuestro análisis, vamos descubriendo que el carro adquirido en 2017 tiene muchas posibilidades de ser uno de los dos Panthers del escuadrón Besnier, ¡por increíble que parezca!

Como la mayoría de vehículos franceses durante la guerra, estos Panthers recibieron el nombre de regiones galas. Uno de ellos lo bautizaron como Auvergne, pero al final, Bretagne, el otro, sonaba mejor. Así es cómo este glorioso vehículo volvió a cobrar vida tras décadas de ausencia. ¡Haceos con él en el juego ya mismo, y no bajéis la guardia para disfrutar de vídeos de este increíble blindado!

 

¡A rodar!

Cerrar