¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Nueva batalla histórica: el asedio de Tobruk

Comandantes,

La última actualización de World of Tanks trae nuevos e interesantes contenidos, incluyendo un nuevo escenario en el modo de juego Batallas históricas emulando una de las confrontaciones más trascendentales en la campaña del Desierto Occidental en 1941.

Recorred los detalles de esta memorable confrontación entre los Aliados y las potencias del Eje en este artículo ¡mientras calentáis motores para recrearla vosotros mismos en el juego!

Asedio de Tobruk

Tobruk es una localidad portuaria en la costa mediterránea de Libia. En la II Guerra Mundial, era un punto de vital importancia tanto para los Aliados como para el Eje puesto que controlándolo se aseguraban una ruta de suministros para sus operaciones ofensivas.

El 22 de enero de 1941, las fuerzas Aliadas consiguieron tomar el pueblo, tras derrotar a los italianos allí asentados y capturar un número significativo de prisioneros. Para intentar controlar la situación, se enviaron fuerzas alemanas a África con el comandante Erwin Rommel al frente.

El 31 de marzo, Rommel dirigió un asalto repentino al norte de África y consiguió coger desprevenidos a los Aliados, que esperaban que las fuerzas alemanas necesitasen más tiempo para organizarse y trasladarse. El 4 de abril, las fuerzas italo-alemanas ocuparon Benghazi (otra localidad portuaria al este) y avanzaron hacia Tobruk.

La 9ª División australiana, la 18ª Brigada de Infantería australiana, la 7ª División australiana y alrededor de 1.500 soldados indios defendieron Tobruk, con alrededor de 60 carros. Estaban dirigidos por el comandante en jefe Leslie Morshead.

A principios de abril Rommel intentó capturar Tobruk pero sus defensores lograron repeler el ataque. A pesar de ello, el 5 de abril las tropas italianas de las divisiones 5ª Ligera y de Brescia habían conseguido rodear la localidad.

El 14 de abril, las tropas del Eje se dispusieron en torno al frente sur y avanzaron 3 km hacia el norte antes de ser bloqueadas por la infantería pesada y retirarse. Las divisiones australianas las obligaron a retroceder hasta sus posiciones iniciales. El 15 de abril, la División Arieto italiana, reforzada por un régimen de infantería de la División de Trento, intentó asaltar sin éxito el sector defensivo occidental en el pueblo.

La tarde del 30 de abril, Rommel ejecutó un ataque a gran escala sobre Tobruk. Pese a los considerables esfuerzos Aliados y los campos de minas, las fuerzas italo-alemanas parecían estar próximas a romper la línea defensiva. Rommel intentó expandir el avance incorporando nuevas unidades a la lucha, pero no consiguió doblegar a los australianos. La confrontación continuó hasta el 4 de mayo, cuando finalizó el ataque pero el asedio continuó. El 12 de agosto, muchas de las tropas Aliadas fueron evacuadas por mar y llegaron como refuerzos la 70ª División de Infantería británica, la Brigada de los Cárpatos polaca y el 11º Batallón de Infantería checoslovaco.

El 18 de noviembre, las tropas británicas a cargo del teniente general Alan Cunningham lanzaron una contraofensiva, llamada Operación Crusader, desde Mersa Matruh (Egipto) avanzando hacia el noroeste. La batalla en Sidi Rezegh fue devastadora para las tropas de Cunningham pero Rommel también sufrió pérdidas mientras veía cómo se reducían sus suministros. El 27 de noviembre, la 2ª División de Nueva Zelanda logró reunirse con la 70ª División de Infantería británica. Tobruk estaba a salvo para los Aliados.

La excepcional resistencia y valentía mostrada en la defensa de Tobruk fue vital para mantener esta localidad estratégica y tal vez para prevenir que las tropas italo-alemanas accedieran al Canal de Suez. Las localidades de Halfaya y Bardia también se tomaron con unos 30.000 efectivos del Eje capturados. Pero lo más importante es que la Operación Crusader sirvió para desmitificar al “Rommel invencible”. A pesar de que la contienda se extendió por más tiempo en el norte de África, esta particular batalla allanó el camino para la derrota de las fuerzas de Eje en la región. 

 

¡No dejéis que la dureza del desierto os tumbe, comandantes!

Cerrar