Carros ligeros británicos de alto nivel: exploradores por naturaleza

Los nuevos carros ligeros británicos de alto nivel tienen lo que hay que tener para convertirse en los mejores exploradores de World of Tanks. Se cuentan entre los vehículos más pequeños de todo el juego y combinan un alto índice de ocultación con una buena movilidad y un estupendo valor de penetración. Si les cogéis el truquillo a la hora de jugar, os volveréis casi invisibles a ojos del enemigo y os convertiréis en su mayor pesadilla.

Un poco de contexto histórico

En los años 1950 y 1960, los ingenieros del ejército británico se lanzaron de lleno a la búsqueda de nuevas modificaciones que aplicar a sus carros ligeros. Los proyectos de aquel entonces bien podrían calificarse de excelentes, gracias a las inusuales soluciones de construcción que proponían. Por ejemplo, algunos carros contaban con torretas oscilatorias o potentes cañones de alto calibre. Sin embargo, la mayoría de aquellos proyectos nunca pasó más allá de la mesa de diseño, y tan solo unos pocos llegaron a alcanzar la fase de prototipado.

Con la introducción de la nueva rama, queremos insuflar nueva vida a los defenestrados proyectos de aquellos ingenieros británicos. Hemos analizado exhaustivamente los planos archivados pertenecientes a los carros ligeros de aquella época y hemos seleccionado los más interesantes. A partir de ahora, tendréis la oportunidad única de subir a estas bestias históricas que jamás vieron la luz en versión metálica, ¡pero que hemos querido recrear en nuestro juego con precisión de cirujano!

Echemos un vistazo a la composición de la nueva rama y a las características clave de los exploradores británicos que vamos a introducir con la actualización 1.6.

El contenido solo está disponible para las ventanas del navegador de mayor anchura.

El GSR 3301 Setter

La posibilidad de desarrollar la nueva subrama de carros ligeros se abrirá a partir del Cromwell de nivel VI, con el GSR 3301 Setter. Este vehículo de nivel VII se considera un punto de transición entre los carros medios y los ligeros. Su estilo de juego es muy similar al de un carro medio, a pesar de que oficialmente se considere un carro ligero. Rápido y ágil, el GSR 3301 Setter también cuenta con un índice de ocultación considerable y una buena penetración tanto con proyectiles estándar como con los especiales.

Una de las características clave de este carro es su torreta montada en la parte trasera. Aseguraos de que la tenéis en cuenta a la hora de elegir una posición desde la que disparar.

El LHMTV

Este carro ligero británico de nivel VIII es, en cierto modo, una versión mejorada del vehículo de nivel VII. El LHMTV puede presumir de un excelente valor de penetración con proyectiles estándar; de hecho, es uno de los mejores entre los carros ligeros de nivel VIII. Al jugar con él, podréis infligir daño con total confianza incluso a vehículos bien blindados, incluidos los carros medios y pesados de vuestro nivel.

El LHMTV también presenta otras características. Su daño alfa es bastante decente, así como su dinámica. Aprovechad su gran velocidad y nivel de maniobrabilidad, flanquead a los enemigos para golpearles por detrás y contribuid decisivamente a la victoria de vuestro equipo.

El GSOR3301 AVR FS

Esto es más que una evolución... ¡es toda una revolución! Si cae en buenas manos, el GSOR3301 AVR FS se convierte en un casi invisible depredador con un alcance de visión impresionante. Asimismo, presenta unos elevados valores de penetración que le permiten acertar eficazmente en sus objetivos desde la seguridad de un arbusto como cobertura. El GSOR3301 AVR FS puede cambiar de flanco en un santiamén, y muestra un rendimiento inigualable en cualquier tarea de exploración pasiva.

El Manticore

Por cierto, se nos había olvidado mencionar que los vehículos ligeros británicos de alto nivel cuentan con un diseño realmente extravagante. El Manticore de nivel X no es una excepción en este sentido: tiene un aspecto raro donde los haya, ¿no creéis? El Manticore de nivel X no es una excepción en este sentido: tiene un aspecto raro donde los haya, ¿no creéis?

El Manticore representa la joya de la corona de los ingenieros británicos de aquella época, así como el vehículo más peligroso de toda la rama. Todas las características de este carro de nivel X (ocultación, tamaño, alcance de visión) alcanzan el máximo nivel, lo que lo convierte en el explorador definitivo. Su cañón de 105 mm logra una penetración de 248 mm con proyectiles estándar, de forma que podáis lanzaros sin dificultades a la caza de incluso vehículos fuertemente blindados.

Lo mejor es usar el Manticore para tareas de detección pasiva, en las cuales brilla con luz propia. Si fuera necesario, podéis incluso adoptar fácilmente el rol que ocupan tradicionalmente los cazacarros y quedaros inmóviles a la espera de vuestra presa. Gracias a su diminuto tamaño y gran alcance de visión, seréis capaces de proveer a vuestros aliados de una eficacia de detección incontestable. Como sucede con los demás carros de la nueva rama, el Manticore también destaca en cuanto a sus valores de penetración.

No obstante, tened siempre en cuenta que no logra una buena estabilización del cañón en movimiento. Como algunos de los nuevos carros británicos, se adapta mejor al fuego inmóvil que a los ataques en plena conducción.

Consejos para el juego

Para que os resulte más sencillo dominar estos fiables vehículos británicos y podáis alcanzar la máxima eficacia posible durante la partida, os hemos preparado un par de trucos.

  • Todos los carros ligeros británicos de alto nivel sacrifican el blindaje en pos de una mayor maniobrabilidad. Tomad una buena posición, disparad mientras os cubrís tras un arbusto o cambiad de flanco para proceder con astucia y discreción. Debéis elegir bien el momento a la hora de infligir daños, ¡no vayáis a creeros un matón de primera línea!
  • Considerad siempre por adelantado cualquier vía de escape por si la necesitáis. Y no seáis temerarios a la hora de atacar o maniobrar.
  • Elegid con cuidado vuestra posición en el mapa. Vuestro destino ideal es cualquiera en el que podáis permanecer ocultos y al que lleguéis mucho antes que los cazacarros para poder situaros en una posición ventajosa que os permita recabar datos sobre la batalla.
  • Instalad equipamiento adicional en vuestro carro. Elegid primero el Telescopio binocular y la Red de camuflaje, puesto que son dispositivos que os salvarán la vida en más de una ocasión.
  • Recordad que los nuevos vehículos ligeros tienen una capacidad limitada en el compartimiento de munición. Tratad de que cada disparo cuente y atacad con la mayor precisión posible a los objetivos asignados. ¡Todos vuestros disparos deberían dar en el blanco!

Estamos seguros de que disfrutaréis muchísimo a bordo de estos valientes carros ligeros británicos. ¡Buena suerte en el campo de batalla, comandantes! ¡Buena suerte en el campo de batalla!

Cerrar