¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Tanque del mes: la Bestia de carga de la victoria

T-34: la Bestia de carga de la victoria

Historia

El tanque medio T-34 fue proyectado por la URRS y es uno de los tanques de referencia de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, fue el tanque más producido durante el periodo de la misma. Y el segundo tanque más producido de la Historia, tras el T-54/55. Los primeros prototipos se crearon en 1937, y tres años más tarde, en 1940, empezó a producirse a gran escala. Su fabricación cesó en 1958, aunque hay que señalar que en 1996, 27 países seguían contando con este tanque en servicio y que incluso participó en la guerra civil yugoslava.

El T-34 tenía muchas características que hacían de él un tanque extremadamente versátil en el campo de batalla. Una de sus grandes ventajas era la suspensión Christie de resorte helicoidal instalada también en los tanques BT y diseñada por Walter Christie, ingeniero e inventor norteamericano. Esta suspensión permitía a los tanques alcanzar mayor velocidad campo a través. Este tanque contaba también con un blindaje mucho más grueso que el de los tanques de la época, un factor decisivo para acabar con la mayoría de los enemigos blindados. La complejidad de su diseño obligaba a los fabricantes a distribuir la producción de los componentes en distintas fábricas de todo el país y ensamblar los distintos módulos en una fase final. El T-34 era fácil de construir y de reparar, condiciones de suma importancia durante la época. Otra de sus grandes características era que se podía rellenar su depósito con el tanque en marcha.

El T-34 está considerado como uno de los tanques más efectivos de la Segunda Guerra Mundial y fue determinante para el desenlace de la misma.

Módulos

El T-34 de World of Tanks forma parte del árbol tecnológico soviético y está catalogado como tanque medio de tier 5. Al igual que la mayoría de los tanques, su versión de serie es sobradamente mejorable. Este tanque cuenta con 400 puntos de vida y escaso peso libre para equipar módulos desarrollados. Todas las placas de blindaje del casco son de 45 mm, incluso la frontal. Esta insuficiencia en el grosor del glacis se contrarresta con su ángulo de inclinación, que provoca que los disparos de tanques del mismo tier o inferior reboten en algunas ocasiones, sobre todo si se mide con los enemigos en ángulo y no de frente.

En cuanto a las otras características técnicas del vehículo, cabe destacar su rango de visión y el de señal. El rango de visión de la versión de serie es de 236 m, el peor de todos los vehículos de tier 5 del juego, seguido muy de cerca por el antitanque SU-85, con 280 m. Una vez desarrollada la torreta mod. 1942, el rango de visión aumenta a 350 m, una cifra más acorde con los tanques de este tier. A diferencia del rango de visión, el cañón es mucho mejor que el del resto de tanques de su tier aunque puede mejorarse considerablemente. Con esta torreta se incrementa también la velocidad de rotación de la misma en 9 grados, haciendo un total de 49 grados por segundo. Además cuenta con un grosor de 15 mm adicionales.

El cañón de serie, el L-11 de 76 mm, puede infringir daños de hasta 110 puntos de vida o 68 de penetración (con proyectiles de alta explosión) y cuenta con una precisión de 0,51.  Aunque estos números pueden mejorarse considerablemente con cañones desarrollados. Por ejemplo, el F-34 de 76 mm ofrece mejor precisión y mayor penetración, convirtiéndose en un arma muy poderosa en enfrentamientos con tanques del mismo tier. El siguiente cañón después del F-34 es el ZiS-4 de 57 mm, con una precisión de 0,34, un daño de 85 por disparo, y una penetración de 112 mm, un arma que, bien manejada, puede dañar a tanques de tier superior. Su inferioridad en daño infringido (25 menos que el cañón de nivel inferior) se ve compensada por el impresionante tiempo de recarga. El mejor de los cañones disponibles es el S-54, que solo se puede desarrollar tras montar la torreta mejorada. Este cañón infringe un daño de 115 puntos de vida, una penetración de 109, ofrece una precisión de 0,41 y su tiempo de recarga es muy similar al de otros cañones de 76 mm. Esta superioridad en la capacidad de dañar se ve contrarrestada por la escasa precisión. La mayoría de los artilleros prefieren la penetración, la precisión y el tiempo de recarga del T-34/57.

La velocidad de rotación gracias a la suspensión mod. 1940 (caja de 4 cambios) es de 37 grados por segundo, una cifra nada despreciable para un tanque medio. Sin embargo, gracias la suspensión mod. 1942 (caja de 5 cambios) se pueden alcanzar los 40 grados por segundo. Hay que añadir que esta segunda suspensión será necesaria si se desean montar módulos mejorados.

La radio de serie 9R tiene un alcance de 325 m, una distancia insuficiente para un tanque medio. La versión mejorada, la radio 9RM, proporciona un alcance de 525 m, una gran ventaja para hacerse con el control de la situación, mas aún si se hace buen uso de la velocidad y la maniobralidad del tanque.

El motor de serie es el V-2, con una potencia de 480 cv. El siguiente motor disponible es el V-2-34, que no supone una mejora excesiva puesto que solo otorga 20 cv más. Por otra parte, la probabilidad de incendio del motor del T-34 es solo del 15% en caso de penetración. Este motor representa una inversión importante, ya que es compatible con el T-34-85, el A-20, el SU-85 y el SU-100.

Jugabilidad

El manejo del T-34 en el juego requiere mucha experiencia para llegar a controlarlo con total eficacia. El blindaje relativamente fino es algo que hay que tener muy presente. Los comandantes deberán confiar en su velocidad y agilidad si quieren salir ilesos de los proyectiles enemigos. Por otra parte, el tanque cuenta con una gran velocidad de aceleración, aunque algunos giros muy cerrados pueden reducir la velocidad drásticamente.

El rol de este vehículo no es estar en el medio de la batalla y disparar, sino más bien, intentar flanquear enemigos o atacarles por detrás. Estar en constante movimiento puede ser crucial para la supervivencia, puesto que la agilidad es lo que hará que este tanque siga con vida. Su silueta baja y su longitud corta permiten ponerse a salvo tras la mayoría de objetos del mapa, algo no siempre aplicable a todos los tanques.

Este tanque no es un tanque scout, y menos aún si aun si lleváis montada la torreta de serie. Su agilidad y velocidad no son suficientes, ya que su ínfimo rango de visión no permite detectar a un gran número de enemigos. La función del tanque es primordialmente la de vehículo de soporte, puesto que puede moverse con rapidez, y ayudar a compañeros que necesitan ayuda urgentemente o simplemente para distraer al enemigo. Uno de los roles ideales para el T-34 (sobre todo con el cañón de 57 mm) es el de “cazador-scout”.

No hay que olvidar que los valores de penetración (de los dos cañones disponibles) son insuficientes, sobre todo si se pretende disparar a enemigos sin apuntar, y menos aún si son de tier superior. Los disparos sobre la marcha son una estrategia muy válida si podéis dar a vuestros enemigos en el blindaje lateral. Rodear a tanques pesados enemigos también es una opción válida, sobre todo si la velocidad de rotación de la torreta de estos es ínfima o incluso si el cañón es fijo. Por ejemplo, rodear al KV-5 o antitanques con una velocidad de rotación lenta (p. ej., el Ferdinand) puede propiciar la destrucción de un enemigo que, a priori, es superior. Esto puede resultar muy beneficioso para vuestro equipo y, a la vez, enseñar una lección muy valiosa a vuestros enemigos: nunca hacerse a la batalla solo.

 

T-34-85: el T-34 con cañón mejorado

Historia

El T-34-85 se proyectó tras la cancelación del T-34. Este modelo supuso una versión significativamente mejorada de su antecesor. El T-34-85 se produjo a gran escala a partir de 1944 y hasta el 1950. En estos 6 años, se construyeron unos 44.000 tanques T-34-85, y se fue mejorando de manera constante. La primera y más importante de estas actualizaciones fue el ensanchamiento del diámetro de la base de la torreta, que permitía incorporar torretas más grandes. Este hecho hizo que mejorara el diseño interior y que el comandante pudiera llevar a cabo sus funciones de una manera más cómoda. La mejora de la torreta también permitió la incorporación de un periscopio mejorado, y ampliar así el campo de visión del comandante. El nuevo cañón de 85 mm otorgó otra dimensión a varios enfrentamientos de uno contra uno. Los Tigers eran ligeramente superiores a los T-34-85, pero este era muchísimo más maniobrable. Esta era una de las razones por las cuales las tripulaciones de los Tigers no les gustaban los T-34-85.

Módulos

El T-34-85 es un notable tanque medio de tier 6 que pertenece al árbol tecnológico soviético. La versión de serie cuenta con 640 puntos de vida, una gran cantidad de peso libre, un motor con una potencia de 500 cv y un blindaje de torreta destacable (90 mm en la parte frontal, 75 mm en lateral y 52 mm en la trasera). Dos puntos mejorables son el grosor del blindaje del caso (45 mm en todos sus lados y el rango de visión de 350 m.

La torreta de serie del T-34-85 cuenta con un blindaje más que decente (sobre todo en el glacis) y una velocidad de rotación de 49 grados por segundo. La versión mejorada de la torreta, T-34-85 extendido, tiene un blindaje aún más grueso: 115 mm en la parte delantera, 90 mm en los laterales y 75 mm en la parte trasera. Los puntos negativos son que su velocidad de rotación desciende y su peso aumenta.

El cañón básico del T-34-85, el S-54 de 76 mm, puede restar 115 puntos de vida a los enemigos en un solo disparo, y puede disparar más de 10 veces en un minuto. La penetración media es de 109 mm, una cifra inferior a la media de los vehículos de este tier, pero no por eso es un cañón descartable. Este puede cambiarse por el ZiS S-53  de 85 mm o el U-11, de calibre 122 mm. El cañón de 85 mm tiene la misma cadencia de tiro que el de 76 mm, pero infringe un daño de 160 por disparo con una penetración de 120 mm. El cañón de 122 mm es un arma muy particular. Es un cañón con un tiempo de recarga desesperante y poca penetración (61 mm), pero con 450 puntos de daño y precisión deficiente. Este cañón requiere un estilo de juego distinto: buscar escondites y evitar el fuego enemigo durante las esperas por el tiempo de recarga. Tras desarrollar el ZiS S-53 de 85 mm y la torreta extendida, hay dos cañones disponibles. El D10T de 100 mm, y el D5T-85BM de 85 mm. El primero es un cañón con un tiempo de recarga inferior (aunque superior que el de 122 mm), una muy buena penetración (175 mm), un daño de 230 puntos y una precisión deficiente, de solo 0,42. El segundo, de 85 mm, tiene mejora cadencia de tiro (ligeramente inferior al ZiS S-53 de 85 mm), pero solo infringe un daño de 144 puntos de vida, aunque se compensa por una mejor precisión, 0,37. Estos dos cañones tienen un rendimiento muy parecido cuando se usan debidamente, pero exigen estilos de juego muy distintos.

La radio, al igual que las orugas, son módulos que necesitan un desarrollo urgente. Las orugas nuevas no son solo necesarias para aumentar el límite de carga sino para proporcionar tres grados por segundo más a la rotación del tanque. La radio 9RM es una mejora destacable, ya que otorga 200 metros adiciones de rango de visión, haciendo un total de 525 metros. Gracias a estos módulos (especialmente con la radio desarrollada) el tanque podrá tener una mejor actuación en el campo de batalla, sobre todo porque podréis detectar un mayor número de posiciones enemigas.

El desarrollo del motor, del básico V-2-34 al V-2-34M, no supone apenas ninguna diferencia en la efectividad del tanque en batalla. Esta mejora solo significa 20 cv adicionales en la potencia del motor.

Jugabilidad

Las características técnicas del T-34-85 permiten un estilo de juego más agresivo. El blindaje de la torreta, su cañón mejorado y su mayor rango de visión hacen de este tanque un destacable vehículo blindado de tier 6. Por otra parte, el casco es sumamente mejorable, a diferencia de otros tanques del mismo tier como, por ejemplo, el VK3601(H), el VK 3001(P) ni el M4A3E8. Al igual que el T-34 de tier 5, es un vehículo relativamente fácil de destruir cuando está parado, pero cuya agilidad permite moverse rápidamente y evitar el fuego enemigo. La penetración y el daño de los dos cañones mejorados facilitan la destrucción de enemigos, sobre todo en flanqueos. Pero su lentitud al apuntar y su mejorable cadencia de tiro no propician la táctica de rodear al enemigo. Una de las mejores estrategias es actuar como un antitanque pero con una rotación de torreta de gran velocidad, flanqueando y sorprendiendo a los enemigos por los lados.


En resumen

El tanque T-34, de tier 5, y el T-34-85, de tier 6, son tanques medios soviéticos. El T-34 es un modelo básico con mejoras obvias. El T-34-85 es precisamente la versión mejorada de este tanque. Durante la batalla, no hay que olvidar que la mejor defensa de estos dos tanques son su agilidad, velocidad y escaso volumen, pero no su blindaje.

Esperamos que os haya gustado este breve análisis del T-34 y el T-34-85, y que os sirva para convertiros en los amos de la batalla. 

Cerrar