¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Oferta especial: La caída de Trípoli

Comandantes:

Aquellos a los que os interese la historia de la Segunda Guerra Mundial sabréis que el mes de enero de 1943 fue trascendental en la campaña del norte de África. En ese momento es cuando las fuerzas de Rommel fueron expulsadas de Trípoli, la capital de la Libia italiana, lo que supuso una victoria muy importante sobre el Eje.

Desde el sábado 23 de enero a las 6:10 hasta el martes 26 de enero a las 6:00 (hora peninsular española) podréis disfrutar de las siguientes misiones especiales:

 

La caída de Trípoli

Recompensa

  • XP para la tripulación x2

Requisitos

  • Solo en Batallas Aleatorias/Batallas en equipo/Escaramuzas/Batallas por fortalezas
  • Con todos los vehículos
  • Se puede repetir

Condiciones

  • Jugar una batalla
  • Situaros entre los 10 jugadores de vuestro equipo que más experiencia básica hayan ganado (no se tendrán en cuenta las bonificaciones por la primera victoria del día, cuenta premium, etc.)

 

Desafío del fin de semana: Alemania

Recompensa

  • 10 barras de chocolate

Requisitos

  • Solo en batallas aleatorias
  • Solo con vehículos alemanes
  • Una vez por cuenta

Condiciones

  • Ganar un total de 15 batallas
  • Situaros entre los 10 jugadores de vuestro equipo que más experiencia básica hayan ganado (no se tendrán en cuenta las bonificaciones por la primera victoria del día, cuenta premium, etc.)

 

Desafío del fin de semana: Gran Bretaña/Francia

Recompensa

  • 10 kits de reparación grandes

Requisitos

  • Solo en batallas aleatorias
  • Solo con vehículos franceses y británicos
  • Una vez al día

Condiciones

  • Destruir un total de 25 vehículos alemanes a lo largo de cualquier número de batallas

 

Repaso histórico

Libia fue una colonia italiana entre 1911 y 1943. Esta región fue testigo de importantes operaciones militares durante la Segunda Guerra Mundial. Los bandos opuestos se disputaban el control de la zona. A finales de 1942, los británicos por fin lograron imponerse y poco a poco empezaron a expulsar de Libia a las tropas ítalo-germanas. Sin embargo, su avance se vio dificultado por la gran extensión de las líneas de suministro. Por aquel entonces, el principal puerto aliado era Tobruk, y las provisiones tenían que recorrer casi mil kilómetros para llegar al frente. La captura del siguiente gran puerto (Trípoli, la capital de Libia), resultaba crucial.

El 15 de enero de 1943, el general Montgomery lanzó a la 51.ª División (Highland) contra las defensas de Rommel, cerca de Buerat, mientras enviaba a la 2.ª División neozelandesa y a la 7.ª División Acorazada por el flanco interior de la línea del Eje. Aunque los defensores alemanes eran bastante fuertes, se vieron debilitados por la retirada de la 21.ª División Panzer a Túnez y por la escasez de combustible y municiones Ante la fuerte presión de los Aliados, Rommel se vio obligado una vez más a replegarse hacia la frontera tunecina y las fortificaciones construidas por los franceses, conocidas como Línea Mareth.

El avance se aceleró gracias a un ataque de flanqueo llevado a cabo por las 2.ª y 7.ª divisiones, que en menos de una semana cubrieron por carretera casi 400 km hacia la capital libia. Trípoli, con sus importantes instalaciones portuarias, se capturó el 23 de enero y en poco tiempo volvió a estar operativa: a mediados de febrero recibió los primeros barcos Aliados. La captura de este puerto y la retirada de las fuerzas ítalo-alemanas de Libia marcaron el principio del fin del Eje en África.

Sin embargo, incluso después de haberse replegado, las fuerzas del Eje en el norte de África seguían siendo peligrosas. A principios de diciembre, desplegaron en Túnez los primeros carros pesados Tiger para ayudar a defender el flanco norteafricano, aunque los últimos Tiger del batallón sPzAbt. 501 no llegarían hasta enero. Pese a su gran impacto, tanto táctico como psicológico, la Campaña del Desierto fue tocando a su fin poco a poco.

 

¡Celebradlo con nosotros, comandantes!

Cerrar