¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Especial Monte Cassino

Comandantes:

Este fin de semana queremos conmemorar la última de las cuatro batallas de Monte Cassino, la lucha entre bandos para hacerse con el control de Roma. Este cuarto asalto, que tuvo lugar el 18 de mayo de 1944, finalizó con la victoria de las tropas polacas en la montaña de Cassino. El resultado: vía libre para los Aliados para llegar a Roma.

A partir de las 07:30 h (hora española) del 18 de mayo hasta las 07:00 h del 22 de mayo podréis beneficiaros de los siguientes descuentos:

50% de descuento en los siguientes vehículos:
  • M4 Sherman, tanque medio americano de tier V.
  • M10 Wolverine, antitanque americano de tier V.
  • M5 Stuart, tanque ligero americano de tier IV.
  • M7 Priest, artillería americana de tier IV.
  • PzKpfw IV, tanque medio  alemán de tier V.
  • StuG III, antitanque alemán de tier V.
  • JagdPz IV, antitanque alemán de tier VI.
  • Grille, artillería alemana de tier IV.
50% de descuento en diseños de camuflaje
50% de descuento en espacios de garaje
50% de descuento en el tanque pesado soviético premium de tier V: Churchill.

Disfrutad de esta oferta especial y celebrad la victoria de los Aliados con los nuevos tanques.

 

Pero antes de que paséis a la acción, conozcamos un poco más los hechos a los que nos estamos refiriendo.

Contexto geográfico: La línea Gustav

La línea Gustav era el tramo más fuerte de la fortificación germana conocida como la línea Invernal cuyo objetivo era evitar o, al menos, ralentizar el avance de las tropas aliadas procedente del sur con dirección Roma. La línea Gustav se extendía a través de Italia desde el estuario del río Garigliano en el oeste hasta la desembocadura del río Sangro en el Adriático, pasando por los Montes Apeninos y el valle del Liri. Esta posición constituía una posición de defensa excepcional formada por unas 15 divisiones alemanas.

 

Los tres primeros asaltos

Las primeras tentativas por cruzar esta línea Invernal se llevaron a cabo en noviembre de 1943 por tropas canadienses en un intento de hacerse con la ciudad de Ortona. Tras 2 meses de lucha, las fuertes tormentas de nieve obligaron a las tropas a retirarse sin haber conseguido su objetivo.

El primero de los cuatro asaltos se produjo entre el 17 y el 22 de enero de 1944, y fue un intento de las fuerzas británicas, estadounidenses y francesas para atravesar la línea Gustav mediante el desembarco sorpresa en Anzio y un ataque frontal. Aun así, las fuerzas aliadas quedaron atrapadas en el paso del río Rápido al pie del Monte Cassino, y los aliados solo pudieron hacerse con 30 km de tierra antes de que los alemanes evitaran totalmente el acceso al valle.

El segundo intento se llevó a cabo el 12 de febrero. Cuerpos pertenecientes a fuerzas de la Commonwealth, tropas neozelandesas e indias (incluidos regimientos formados por ghurkas nepalíes), consiguieron recabar en la línea con artillería y bombardeos aéreos. Las tropas indias se hicieron con la cima de la montaña llamada Cabeza de Serpiente, mientras que las tropas neozelandesas conquistaron la ciudad de Cassino. Sin embargo, tras 3 días de lucha y pérdidas, los alemanes retomaron el control de la zona.

El 15 de marzo se inició la tercera batalla con el bombardeo a la ciudad de Cassino y la abadía del Monte Cassino. Las fuerzas neozelandesas volvieron a capturar las ruinas de Cassino, y las tropas indias se adentraron 200 m en el valle para una vez más ser expulsados por los alemanes.

 

El último asalto

Tras estos tres intentos, el General Alexander decidió que la próxima ofensiva sería un ataque a toda la línea. Las fuerzas que participaron en este ataque incluían el quinto cuerpo estadounidense (que incluía los cuerpos expedicionarios franceses) y el octavo cuerpo británico, que incluía el segundo cuerpo polaco.

El plan consistía en que la quinta división estadounidense atacara el norte por la costa siguiendo la Ruta 7 dirección Roma. Los franceses atacarían mediante cabezas de puente cruzando el río Garigliano y el octavo cuerpo británico se encargaría de cruzar el valle de Liri. A su vez, el segundo cuerpo polaco intentaría conquistar Cassino. En el bando contrario les esperaría la 10.ª división del ejército alemán, que incluía la famosa primera división de paracaidistas militares.

El ataque empezó a las 23 h del 11 de mayo con un bombardeo masivo por parte de la artillería que incluía 1.600 cañones. Este bombardeo se prolongó hasta el amanecer, pero las fuerzas EE. UU. no consiguieron avanzar. Las fuerzas francesas consiguieron su objetivo y tendieron dos puentes para cruzar el río Rápido, hecho que permitió que la primera brigada acorazada canadiense pudiera cruzar y ayudar a las tropas si se producían contrataques alemanes. En el frente de la abadía, los polacos conquistaron la cima del monte Calvary pero solo temporalmente ya que los paracaidistas alemanes retomaron su posición. Los puentes británicos sobre el río Rápido resistieron a pesar de los contrataques, y los franceses se alzaron con la conquista del monte Maio. Esto permitió prestar su ayuda al octavo cuerpo británico, que resistía el ataque alemán, un conjunto de ofensivas dirigidas por Field Marshal Kesselring, comandante alemán, que no dudó en utilizar todos los recursos habidos y por haber.

El 14 de mayo, la tropa francesa colonial de montaña cruzó las impenetrables montañas y flanqueó a los alemanes a lo largo del valle del Liri.

El comandante del segundo cuerpo polaco, el General Anders, movilizó todos los recursos humanos en su poder, conductores, mecánicos, cocineros e incluso oficiales de Estado para el último empujón del 17 de mayo. Durante las primeras horas del 18 de mayo, las fuerzas polacas y la 78.ª división británica consiguieron unirse y ocupar varios kilómetros al oeste de la ciudad de Cassino. Poco después el duodécimo cuerpo polaco, formado por ulanos de Podolia, alzó la bandera polaca en la abadía, abandonada por la retirada de las tropas alemanas.

La vía hacia Roma quedaba libre. Ambos bandos habían sufrido daños considerables, los Aliados declararon 55.000 bajas, y los alemanes, 20.000. Dieciocho días más tarde los aliados desembarcaban en Normandía.

Cerrar