¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

La colección Wheatcroft

Recientemente tuve el honor de visitar la “Wheatcroft Collection”. Se trata de una de las colecciones de vehículos militares (y demás) más completas del mundo. Esta colección es privada y no está abierta al público, así que el honor fue doble, ya que pude conocer en persona al propietario de estas bestias, Kevin Wheatcroft.

La colección ocupa varias naves en Leicestershire, Reino Unido, y realmente se trata de un Tesoro para los amantes de este tipo de armamento. 

       

 

Tras mi jornada con Kevin pude constatar que el amor que le profesa a su “afición” es innegable. Tal y como él mismo apunta: “se me ha ido un poco de las manos”.

En las naves, pude encontrar no solo vehículos sino también piezas de repuesto de distintos tipos de vehículos. Por lo visto, hay un mercado de coleccionistas y tener unas orugas completes de Tiger es una rareza que se paga a buen precio.

       

 

Hay joyas por todos lados. Por ejemplo, las motocicletas militares (muchas indias) y otras rarezas como Torpedos para  lanchas alemanas del TipoS, que Kevin acababa de adquirir (abajo).

Nunca había vista tal precisión en las reconstrucciones (en estos casos, el término “restauración” no es aplicable), ya que si resulta imposible adquirir determinadas  piezas, y el equipo de Kevin puede crear una réplica exacta, con el más mínimo detalle, ya sea un extintor o un motor entero. 

     
     
 

 

Desde la restauración hasta la reconstrucción total. Un equipo muy versátil. Kevin nos comenta que su fascinación por los vehículos militares le viene desde joven. A los 15 se compró un Jeep, y desde entonces no ha parado de ampliar su colección. 

En una de las habitaciones pudimos encontrar una cantidad indecente de radios y también piezas de repuesto de todas las marcas y clases. Algunos de ellos son proyectos finalizados que han acabado en la exposición del Donnington Museum. Tal y como apuntaba Kevin: “Ha llegado la hora de abrir las puertas al público para que estos pequeños tesoros puedan ser admirados. Hace mucho tiempo que me vienen pidiendo que comparta todos estas adquisiciones. Y la verdad es que no dejo de adquirir más artículos cada mes.

El último artículo es impactante. Los detalles han sido cuidados al milímetro, y la maestría que demuestran los creadores es increíble.

     

Muchísimas gracias a Kevin y su equipo por acogernos en su casa y por la hospitalidad mostrada.

Encontraréis más fotos en Facebook 

 

The_Challenger
“Fear Naught”

Cerrar