¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Feria Wicksteed At War

El fin de semana del 8 y el 9 de junio de 2013, el Wicksteed Park de la localidad de Kettering, Reino Unido, acogió lo que se denominó como un “espectáculo de historia militar para toda la familia”. 

La feria Wicksteed At War contó con una gran exposición de vehículos militares, exhibiciones, música en directo y mucho más. La encargada de organizarla fue una de las mayores organizaciones británicas para la conservación de vehículos militares, la MVT (Military Vehicle Trust).

El Sherman que llevó el equipo del Armourgeddon Tank Paintball. ¡No sé yo si esas botas para desierto se usarían en aquella época! 

Los miembros del Military Vehicle Trust (MVT) cuidan y restauran todo tipo de vehículos militares antiguos, tanto británicos como foráneos, incluidos Jeeps, tanques, vehículos de transporte, camiones, Land Rovers y motos.

 

 

Se hicieron algunas representaciones a lo largo del fin de semana, algunas incluso con una pirotecnia espectacular... y otras no tanto. Aquí tenemos todo un clásico; no hay premio para el que adivine quién venció.

 

Jamás había visto tantos Jeeps Willys juntos; estaban todos los modelos imaginables y la mayoría se conservaban en condiciones totalmente prístinas.

 

También acudieron miembros de la Alvis Fighting Vehicle Society. Organizaron un impresionante espectáculo de conducción y también se produjo una avería en plena exhibición... ¡Ah, las maravillas de los blindados británicos!

 

Taza de té en mano… Elemental.

La atención a los detalles era fantástica.

Evocando recuerdos junto a un Land Rover. Este estaba en mucho mejor estado que cualquiera de los que llegué a usar. ¡Más Jeeps!

Para mí, uno de los mejores momentos fue ver volar un Spitfire y también un Lancaster. Este bombardero legendario tenía ocho ametralladoras de 7,7 mm montadas a bordo en varias torretas. Cuando el modelo evolucionó, se modificó el compartimento de bombas para utilizar algunas tan potentes como las “Grand Slam”. Fueron las más pesadas que se usaron en la guerra, ni más ni menos que de 10 toneladas.

 

 

Resumen:

Fue un fin de semana divertido con un gran toque de los años 40. No he mencionado el festival de la cerveza que se celebró allí mismo ni mi torpeza en el baile de la velada, pero eso son otras historias.

Muchísimas gracias a la gente de TankNutDave por acogerme.

 

Muchas más fotos en Facebook



 

Cerrar