¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Desarrollo de carros japoneses – Primeros pasos

Cuando pensamos en la Segunda Guerra Mundial y en Japón, lo que le viene a la mente a la mayoría de la gente son guerreros honorables, aviones temibles, pilotos kamikaze y una poderosa armada. ¿Y carros de combate? ¿Por qué iba a tener carros de combate una nación insular?

Japón fue el único país fuera de Europa y Norteamérica que fabricó un número importante de carros durante la Segunda Guerra Mundial.

La producción de carros de combate japonesa durante la década de los 30 fue muy superior a la de muchos ejércitos europeos, debido a su conflicto en China. En aquel momento, Japón se encontraba a la vanguardia de la tecnología en materia de carros, introduciendo una serie de innovaciones como motores diésel para estos vehículos y conducción con cambio de marchas manual.

Al llegar 1940, las fuerzas de carros japonesas eran las quintas mayores del mundo, tras las de la Unión Soviética, Francia, Gran Bretaña y Alemania.

Sin embargo, a partir de 1941 el Estado Mayor japonés cambió su enfoque estratégico, desplazándolo desde las necesidades del ejército a las de la marina imperial japonesa. Por esta razón, tanto la producción de carros como su desarrollo se redujeron seriamente en los años posteriores.


Carro “hembra” Mk.IV en la Escuela de Infantería de Chiba.

Cómo sucedió todo

A comienzos del siglo XX, Japón sentía curiosidad acerca de los avances militares occidentales al mismo tiempo que una cierta preocupación acerca de su propio equipamiento. Buscaron su inspiración en Europa.

Apareció un interesante patrón, según el cual Japón adquiriría la mejor tecnología europea para después adaptarla a los requisitos japoneses. Esto fue muy evidente en la construcción de barcos de guerra, en la cual la tecnología británica desempeñó un papel importante.

Tras la Primera Guerra Mundial, Japón comenzó a modernizar su ejército basándose en las lecciones aprendidas durante el conflicto.

Se adquirió un pequeño número de carros con el propósito de evaluarlos, comenzando con un único Mark IV británico en octubre de 1918 y posteriormente unos seis carros medios A Whippet británicos y trece carros Renault FT franceses en 1919. Se usaron principalmente en las Escuelas de Infantería y de Caballería del Ejército Imperial Japonés, aunque dos de los Whippets fueron trasladados a Vladivostok con las fuerzas de ocupación japonesas hacia el final de la Guerra Civil Rusa. Las primeras unidades de carros de combate se formaron en 1925, al asignársele cinco carros Renault FT al 1er Destacamento de Carros de la 12ª División, y los Whippets formaron un destacamento aparte en la Escuela de Infantería de Chiba.

Whippets al servicio del ejército japonés.

 

El único vehículo que se compró para uso en servicio fue el carro Renault NC, del que se encargaron y entregaron en 1929 diez unidades. Más bien reacio a importar material militar, el Ejército Imperial Japonés creó el “Laboratorio Militar” en el distrito de Okubo, para diseñar y desarrollar vehículos a motor y otros productos similares. Otra sección del laboratorio se ocupaba de los carros y los vehículos blindados.

Mientras que la mayoría de países que comenzaban a trabajar en el desarrollo de carros empezaban con vehículos pequeños, Japón se lanzó directamente a lo que por aquel entonces era un carro medio. Pronto se le entregaron los primeros encargos a la Oficina Técnica del Ejército Imperial Japonés del distrito de Okubo.

El primer prototipo se construyó con acero blando y se equipó con una torreta principal en el centro y torretas secundarias en las partes anterior y posterior, de modo similar al carro francés Char 2C. Aunque se terminó de construir en el verano de 1926 en el Arsenal de Osaka, se consideró demasiado pesado debido a sus 16,3 toneladas. Después evolucionó y se transformó en los carros pesados Type 91 y Type 95, pero se abandonaron ambos al no aceptarlos el Ejército Imperial Japonés como aptos para el servicio, ya que se consideraba que resultaban demasiado aparatosos.

Carro experimental Nº 1

 

En marzo de 1927 Japón adquirió un prototipo del Vickers Modelo C. Sin embargo, el motor del vehículo se incendió durante las pruebas, lo cual llevó a los diseñadores japoneses a escoger un motor diésel durante las siguientes fases de desarrollo.

 

Type 89 Yi-Go

Se llevó a cabo un segundo diseño de carro ligero, que entró en servicio en 1929 con el nombre de Type 89 Yi-Go.

Algunos de vosotros tal vez lo reconozcáis como el “pequeño vehículo” del Equipo Pato (アヒルさんチーム, Ahiru-san Chimu) de la popular serie de anime “Girls und Panzer”.

 

La responsabilidad en cuanto a la producción del carro medio Type 89 recayó en el Arsenal de Sagami, el cual debido a una capacidad de producción limitada subcontrató a varias empresas civiles, de las que la más conocida es Mitsubishi.

Se construyeron de manera simultánea dos versiones del Type 89, el 89A con motor de gasolina de 118 caballos y el 89B con motor diésel de 120 caballos. Además, puesto que se trataba del primer carro producido en Japón, hicieron falta mejoras en detalles que se añadieron en varias fases a lo largo de la producción de ambos modelos. La mayor parte de estos cambios provenían de la experiencia de las tropas.

Por ejemplo, en las últimas series de producción se cambió la cúpula del comandante en la torreta, pasando de un diseño de “sombrero de copa” pequeño a una cúpula más práctica con una escotilla partida en dos para facilitar la ventilación y el acceso.

 


Soldados japoneses junto a un carro Type 89

 

Puesto que la producción del Type 89 no empezó hasta 1931, el Ejército Imperial Japonés encargó unos diez carros NC 1 en 1930. El Renault NC participó en las primeras acciones (China) de las fuerzas de carros del Ejército Imperial Japonés.

La 1ª Compañía Especial de Carros con vehículos Renault FT y NC se envió a Manchuria tras el “Incidente de Manchuria” de enero de 1932.[i] La Compañía Independiente de Carros, con cinco vehículos Type 89 y diez Renault NC, participó en el incidente del 28 de enero[ii]. A pesar de que el nuevo carro tuvo un buen comportamiento, la suspensión del Renault NC daba problemas, por lo que se los retiró del servicio.

A consecuencia de esto, cuando la 1ª Compañía Especial de Carros se enfrentó a las tropas chinas en marzo de 1933 estaba equipada solamente con el carro Type 89.

La producción del Type 89 no fue significativa hasta 1933, fecha en que el Type 89 de motor diésel se convirtió en el modelo predominante, con 291 vehículos del total de 404 fabricados cuando se interrumpió la producción en 1939.

El comienzo de la producción de carros a gran escala llevó a la creación de los tres primeros regimientos de carros japoneses en 1933: el 1er Regimiento, con su base en el destacamento de vehículos Renault FT en Kurume; el 2º Regimiento de Carros, con base en el destacamento de Whippets de la Escuela de Carros de Chiba; y el 3er Regimiento, también en Kurume.  El 1er Regimiento de Carros fue el primero en llegar a una zona de combate, al reunirse con el Ejército de Kwantung[iii] en China.

Situación de Manchukuo (en rojo) en la esfera de influencia del Japón Imperial.

 

En su época, el Type 89 era uno de los mejores carros del mundo. Tenía menos fallos de mecánica que su predecesor, el Renault FT, y fue bien recibido por las tropas.

Por situarnos en el contexto, en aquella época Alemania y la Unión Soviética estaban aún desarrollando el Leichttraktor y el MS1 respectivamente, mientras que el Yi-Go tan solo estaba comenzando su reinado.

 

Características Type 89 I-Go
 
Dimensiones (largo-ancho-alto)  5,73 x 2,13 x 2,56 m
Peso total (listo para el combate) 9,9 toneladas
Tripulación 4 (comandante, conductor, cargador, artillero)
Armamento 57 mm Tipo 90 – 2 ametralladoras de 6,5 mm Tipo 91
Blindaje  6 - 17 mm
Propulsión

Motor diésel de 6 cilindros en línea refrigerado por aire Mitsubishi A6120VD

120 caballos (90 kW)/ 1800 r.p.m. 14.300cc.
Autonomía (carretera):          150 km

Producción total (ambos tipos)   409

 

 

La última época

Las primeras victorias japonesas en la Guerra del Pacífico demostraron un uso hábil e imaginativo de los carros en un terreno que según la opinión de los comandantes británicos y estadounidenses limitaba su uso.

Tras ganar unas primeras victorias decisivas contra los Aliados, la estrategia japonesa pasó a una orientación más defensiva. La prioridad en cuanto a la producción pasó a los buques de guerra y a los aviones que ocuparon la primera línea de las nuevas campañas navales defensivas. A consecuencia de ello, y a pesar de su importante papel en las victorias de 1941-42, la producción de carros cayó rápidamente tras alcanzar su punto álgido.

Además, dejó de haber nuevos diseños de carros debido a que Japón había seguido dependiendo de las influencias europeas para dirigir sus avances tecnológicos.

Filipinas, 8 de diciembre de 1941 – 8 de enero de 1942.

 

En lo que a números se refiere, el carro ligero Type 95 Ha-Go constituyó la principal fuerza de carros del Ejército Imperial Japonés, con 2.300 unidades producidas hasta el final de la guerra.

La otra parte de la columna vertebral del Ejército Imperial Japonés fueron el Type 97 Chi-Ha y su sucesor, el Type 97 ShinhoTo Chi-Ha.

Ninguno de estos Vehículos de Combate Blindados (VCB) consiguió enfrentarse de manera eficaz a sus equivalentes aliados. Los American M3 Series estadounidenses demostraron ser un duro competidor para el Type 95. Del mismo modo, los Sherman M4 fueron un gran obstáculo para la serie Chi-Ha.

 

Para el final de la guerra, Japón había logrado diseños mucho más resistentes, como el Type 3 Chi-Nu, sucesor del Type 97 Chi-Ha, que obtuvo mejores resultados frente al M4. Sin embargo, debido a la sobrecarga de la producción industrial y a los bombardeos sobre Japón, tan solo se construyeron 144 unidades completas antes del final de la guerra. Estos vehículos se reservaron para la defensa final de las islas del territorio nacional.

Además, Japón había desarrollado el Type 4 Chi-To. Se trataba del equivalente japonés del Pánzer alemán, y su objetivo era enfrentarse al T-34, al estar equipado con un largo cañón de 75 mm. Las primeras unidades se terminaron tan solo unas pocas semanas antes del final de la guerra, y nunca llegaron a participar en combate. Solamente se construyeron seis chasis y tan solo se terminaron dos carros.

Tanque pesado Type 4 Chi-To.

 

A pesar de todo, Japón fue una de las principales fuerzas de carros del mundo y, si tenemos en cuenta las circunstancias, presenta una interesante variedad de conceptos y diseños. Tendremos la oportunidad de ver muchos de ellos en el juego.

 

Fuentes:

  • Zaloga, Steven J., Carros japoneses, 1939–45.
  • Coox, Alvin D., Nomonhan: Japón contra Rusia, 1939.
  • Carros y vehículos de combate de la Segunda Guerra Mundial de la Editorial Jane, de Leland Ness
  • Fuente abierta

 



[i] El Incidente de Mukden, también conocido como el Incidente de Manchuria, fue un suceso fabricado y organizado por fuerzas militares irregulares japonesas como pretexto para que Japón invadiese la región nororiental de China conocida como Manchuria en 1931.

[ii] Una breve guerra entre los ejércitos de la República China y el Imperio de Japón.

[iii] Una sección del Ejército Imperial Japonés responsable en gran medida de la creación del Imperio de Manchukuo, controlado por los japoneses.

Cerrar