¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Operación Veritable: blindados y equipamiento especial

«Todo quedaba reducido a Spandaus contra Brens» 


No importa lo que me esfuerce en detallar aquí la batalla y la planificación de la Operación Veritable, el espacio disponible no basta para hacer justicia a lo ocurrido. Sin embargo, hay multitud de referencias al material disponible si sentís deseos de saber más.

Hoy nos vamos a concentrar única y brevemente en los vehículos blindados y en el equipamiento especial, ya que esta operación fue una de las peores pesadillas para los tripulantes de blindados que participaron en ella: sufrieron la pobreza del terreno y el impacto dramático de las condiciones climáticas. Un carro de combate en un lodazal no deja de ser un fortín y, por tanto, se convierte en un objetivo fácil.

El objetivo de la Operación Veritable (resumido)

La Operación Veritable empezó el 8 de febrero de 1945 y los siguientes comentarios se basan en los informes posteriores a los hechos escritos por el 21.º Grupo de Ejércitos, las Fuerzas Armadas británicas y el coronel P.N. Veale, oficial responsable del 9.º Regimiento Real de Blindados.

La operación fue solo una de una serie diseñada para permitir que los Aliados irrumpiesen en Alemania por el oeste y destruyesen a los ejércitos alemanes oponiéndose a ellos. Su objetivo particular era destruir las posiciones alemanas entre los ríos Mosa y Rin y avanzar hacia el sur por el terreno entre estos dos ríos. Al lograr esto, el 21.º Grupo de Ejércitos estaría listo para la siguiente fase, con un frente constituido a lo largo del Rin.

El plan era crear dos pinzas para rodear a las fuerzas alemanas atrincheradas. Las fuerzas británicas y canadienses formarían la pinza norte, y las fuerzas estadounidenses formarían la pinza sur en una operación conocida como Operación Grenade. Sin embargo, las fuerzas alemanas consiguieron ocupar el río Rur hasta el punto de que las fuerzas estadounidenses tuvieron que aplazar su asalto.

Una nota de los informes del día a día dice: «A la izquierda, la División de Infantería 53 (W) progresó con constancia y consolidó el terreno elevado en la esquina noroeste del Reichswald, tomando 200 prisioneros de guerra. El estado del terreno causó problemas serios... Los carros blindados Churchill y los puentes móviles consiguieron seguir el ritmo a la infantería, pero los vehículos detectores de minas (flails) y los vehículos Crocodile se quedaron bloqueados nada más cruzar la línea de salida.»

El comandante general Dwight D Eisenhower comentó que «la Operación Veritable fue uno de los enfrentamientos más feroces de toda la guerra, un duro combate “a puñetazo limpio” entre las fuerzas Aliadas y alemanas.

Blindados

Se esperaba que tras el primer asalto habría un avance de blindados a gran escala, pero las condiciones climáticas y del terreno lo imposibilitaron. Las inundaciones y el camino extremadamente malo limitaron los movimientos a las carreteras y a los caminos ya definidos. Esto trajo consigo una congestión considerable y el ejército alemán, al darse cuenta de esto, convirtió todas las aldeas en puestos fortificados, construyendo zanjas anticarros y obstaculizando las carreteras con cráteres. Al final, los carros blindados no podían atravesar ninguna de ellas y la infantería tenía que tomarlas. En las ocasiones en las que los blindados intentaron trabajar en solitario, las pérdidas fueron severas.

Así que el uso más efectivo de los carros fue el de apoyo de proximidad, una función que hoy día sigue siendo trascendental para proveer potencia de fuego y también un importante apoyo moral, sobre todo para la infantería. Aunque se contara con la supremacía aérea, el factor decisivo de la batalla fueron los combates feroces de infantería contra infantería. Un comandante sobre el terreno dijo: «Todo quedaba reducido a Spandaus contra Brens» 

«En vista de la ceguera de los carros de combate en los bosques, resulta esencial que en todos los avances, tanto diurnos como nocturnos, la infantería desplegada vaya delante de los carros de combate, independientemente de que los carros avancen por campo abierto o a través del bosque. Para evitar que los árboles que caían hiriesen a la infantería, tenían que situarse unos 30 m por delante de los carros de combate. Para asegurar esto, los avances tenían que ser nocturnos y los movimientos discretos. La infantería tenía que llevar marcas fácilmente visibles en sus espaldas, y los comandantes de infantería y de blindados tenían que estar próximos entre sí. En uno de los casos, la infantería que llevaba tazas blancas a sus espaldas, avanzaba 80 yardas (73,1 m) de cada vez, enviando señales a los carros de combate detrás de ellos cada vez que se detenían. Este sistema funcionó satisfactoriamente. Había que proveer flanqueo y protección frontal.»

Equipamiento especial

Del informe de operaciones del 9RTR (Cor P.N. Veale, Cruz Militar):

«El uso de vehículos Crocodile fue un éxito rotundo contra los fortines. En las madrigueras en los bosques y en las áreas urbanizadas , el uso de llamas tumbó la resistencia fuerte y constante y continuó aterrorizando al enemigo.»«El avance empezó a las 10:30 h pero el terreno estaba en un mal estado y los vehículos antiminas (flails) y los Crocodile no podían progresar nada, así que la zona de salida no tardó en estar atascada con vehículos bloqueados. Los vehículosChurchill ordinarios, aunque con lentitud, avanzaron a través de los campos arduos poco a poco. No se encontraron ninguna oposición en las primeras 1000 yardas (914 m), pero el fuego especulativo del Besa se usó libremente al frente y en los flancos.»


Los vehículos antiminas (flails), que raramente se podían usar, en la carretera se quedaron desesperadamente empantanados.

El informe establece claramente que «generalmente se prefiere a los vehículos WASP frente a los Crocodile para la mayoría de operaciones. Los WASP tienen la ventaja de estar bajo el mando directo del comandante del batallón y por tanto inmediatamente disponibles en cualquier momento. Demostraron ser tremendamente útiles para despejar de enemigos los bosques, los pueblos y las granjas.Los lanzallamas BADGER (RAM) se usaron por primera vez en esta operación.» El BADGER RAM era una adaptación del carro de crucero canadiense RAM.El chasis del Ram era ideal, especialmente cuando se suprimió la torreta principal para dejar espacio a los depósitos de combustible del WASP.

   
El WASP (izquierda) y el lanzallamas Badger RAM (derecha)

La mayoría de estas conversiones del Ram, denominadas Badgers, montaron el lanzallamas del Wasp en lugar de la ametralladora de calibre 30, lo que proveía un amplio arco de fuego. El lanzallamas en realidad estaba montado al revés, pero esto no afectaba a la precisión del arma. En la parte trasera se alojaba el combustible para el lanzallamas; y la mayoría pero no todos los Badgers cubrían la torreta con planchas blindadas. Las versiones posteriores contaban con una torreta auxiliar en lo alto de la plancha de blindaje, lo que proveía una cúpula para el comandante del carro y una ametralladora de calibre 30 para repeler la infantería alemana que merodease en las proximidades.

Sin salir del tema de los lanzallamas, el equipamiento LIFEBUOY (un lanzallamas de mano) se usó durante la Operación Veritable, pero el informe dice que «los que lo usan no tienen confianza en él, porque no es mecánicamente fiable y resulta demasiado pesado».

Los AVsRE (Vehículos Blindados de los Ingenieros Reales) usaron petardos (carga explosiva) contra los fortines y los puntos fuertes que había más allá de lo que detectaban los Crocodile.

En una ocasión, tres AVsRE destruyeron un fortín de hormigón armado con una penetración de más de 1 m, disparando 24 proyectiles en salvas; de los 40 alemanes que había en el fortín, 30 no tardaron en rendirse.Los AVsRE que llevaban fajinas consiguieron burlar los baches en los caminos y las zanjas anticarro.

  
El mortero de petardos AVRE de 290 mm y su munición (izquierda) y el AVRE con fajina (derecha). 


Extracto de un informe del capitán J.B Conacher  R.Sigs

 

La Operación Veritable se consideró un éxito militar y el paso decisivo para avanzar finalmente hacia Alemania. Hubo algunos aprendizajes clave que continúan siendo válidos hoy día igual que lo eran entonces, tal como experimenté durante mi servicio con vehículos blindados.

«Una operación con carros e infantería en cooperación estrecha en un terreno boscoso no debería contemplarse como una clase de guerra completamente diferente a una operación librada en un país europeo normal. Se aplican los mismos principios y reglas, aunque en muchos casos deben adaptarse a las condiciones inusuales de visibilidad limitada y maniobras restringidas. Estos dos factores, así como las numerosas restricciones y dificultades impuestas a las tropas que iban al combate, dificultan que un comandante tenga influencia en la batalla después de haber enviado sus tropas al ataque.» (Oficina del comandante, 9RTR)

 

¡Seguir a The_Challenger en  !

 


Fuentes

Fotos por cortesía de los archivos de la IWM London & LIFE Magazine

Informe de la Operation Veritable: 21 Grupo de Ejércitos (1946)

Crónica de 9 RTR AA (1945)

Cerrar