¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Qué pequeño es el mundo: a escala 1:6, para ser exactos

Armortek

Hace poco, tuve la suerte de que me invitasen a visitar la fábrica de Armortek, que está en una apartada y hermosa zona de la campiña de Devon.

¿Quiénes son?

Los que entendáis de maquetas habréis oído hablar de ellos; a mi parecer, son la Rolls-Royce de este ámbito. La reputación sobre la calidad, fiabilidad y atención al detalle de sus obras no tiene parangón.

Su otro distintivo es la exclusividad: solo se fabrica un número limitado de unidades de cada maqueta (entre 30 y 50), cada una con su propio número de serie. La calidad importa más que la cantidad: esto queda demostrado por el hecho de que el 70 % de sus clientes vuelven a recurrir a ellos y que la empresa realiza envíos a todo el mundo.

Hay que destacar que este negocio lo dirige un matrimonio: Mark y Gill. Mark es el genio que se encarga de la investigación, el desarrollo y la fabricación. Utiliza lo último en software y herramientas de diseño de maquetas en tres dimensiones, y para el montaje usa principalmente aleaciones de aluminio. En cambio, los componentes mecánicos (varillas, ejes, etc.) están hechos de acero. Todas las láminas metálicas se cortan en acero o aluminio mediante láser.

Esto (arriba) se convierte en esto (abajo).

El proceso de diseño es fascinante, desde las ideas iniciales, que suelen sugerir los clientes, hasta el desarrollo, que se realiza utilizando vehículos reales. Mark se niega a utilizar medidas o informes documentados, ya que no considera que sean 100 % precisos: muchos detalles suelen ser contradictorios. Un buen ejemplo de ello es su maqueta del Tiger I, el producto estrella de la empresa, que se creó basándose en el vehículo del museo de carros de combate de Bovington (Reino Unido) durante la etapa inicial e intermedia de la fabricación. Las maquetas más recientes se han elaborado basándose en el Tiger I del Musée des Blindés de Saumur, Francia. 

(Abajo) Mark, el genio creativo.

Como regla general, Mark dedica 6 semanas al diseño y al prototipo, y luego 4 meses a la fabricación. ¡Esto significa que en un año elabora más o menos dos vehículos y parte de un tercero!

(Abajo) Eso sí que es atención al detalle.

La maquinaria de fabricación que utilizan es de última generación e incluye instrumentos de rotación multieje y centros de fresado controlados por ordenador.

El Mk IV (arriba), con sus 5.000 remaches, se encargó para la nueva exhibición “Warhorse to Horsepower” (“De caballos de guerra a caballos de potencia”) del museo de carros de combate de Bovington.

El día de mi visita, un jugador de World of Tanks llamado Paul (ver más abajo) pintó la maqueta final para el museo; luego se completó la pieza y se dejó lista para enviar. 

Todas las maquetas disponen de un “paquete de opciones” que les dan aún más vida. El paquete de movimiento utiliza dispositivos de control y motores industriales que permiten que la maqueta se mueva por terreno increíblemente difícil. El peso medio de los vehículos es de 170 kg y tienen suficiente potencia como para arrastrar un camión de 7,5 toneladas.

También podéis optar por los paquetes de efectos especiales, que utilizan las grabaciones digitales de sonido proporcional más realistas que llegaréis a ver. Si añadís la unidad de retroceso, el cañón también emitirá sonidos y destellos.

Inocente de mí, creía que en la fábrica podría ver una colección con todas las maquetas que ya se habían terminado. La realidad es que no fue así, porque todas se venden muy bien y se agotan enseguida: una muestra más de la calidad de estas obras y las pasión por coleccionarlas. De hecho, el único modelo disponible actualmente es el cañón de campaña de 25 libras (abajo).

En resumen, pasé un día magnífico con dos de las personas más amables que jamás he conocido. La pasión que sienten por su trabajo y la labor meticulosa hacen que Armortek sea la mejor casa de este ámbito.

¿Qué será lo siguiente que elaboren?

Lo cierto es que Mark no lo tiene claro: “Depende de lo que nos pidan los clientes”, comentó.

En ese caso, concluimos con una pregunta para todos los jugadores de World of Tanks: ¿qué os gustaría que construyesen?

 

Sitio web de Armortek (en inglés) Armortek en Facebook The_Challenger en Facebook
Cerrar