¡Atención!
El objeto de noticias que estás visualizando está en el formato de la antigua web. Puede haber problemas de presentación en algunas versiones de navegadores.

Cerrar

Academia de Blindados: Los puntos débiles


Reclutas y comandantes:

Bienvenidos a una nueva clase en la Academia de Blindados. Respondiendo al deseo popular expresado en una de las encuestas recientes, en la clase de hoy vamos a contaros cómo dañar e incluso destruir un vehículo enemigo aparentemente invulnerable para el calibre de vuestro cañón y/o que os está mostrando su lado más fuertemente blindado: el frontal. Hoy vamos a aprender a identificar los puntos débiles comunes de los carros de combate y aprovecharlos a vuestro favor.

Además, os recordamos que hemos abierto una nueva encuesta en nuestra página de inicio, en la que podéis votar el próximo tema en la Academia de Blindados. Por último pero no menos importante, os anunciamos que la próxima clase en la Academia de Blindados irá sobre el tema «2 maniobras: giro del blindaje y golpes laterales».

Centrándonos en el tema de hoy: los nuevos comandantes que no están aún familiarizados con el diseño de carros y la disposición del blindaje deben empezar la lección con la información básica en el párrafo «Carros de combate y sus debilidades» y después pasar a «Puntos débiles». Los que ya tengáis cierta experiencia en el campo de batalla podéis empezar con «Puntos débiles frecuentes», donde aprenderéis a identificar los puntos débiles de la mayoría de los carros y repartir daño incluso a las máquinas superiores a vosotros.


Carros de combate y sus debilidades



Si preguntamos a inexpertos qué les sugieren las palabras «carro de combate», en muchos casos nos responderán «un vehículo muy bien blindado», «una fortaleza móvil», «un búnker de acero», y cosas por el estilo. Todas estas asociaciones reflejan la impresión general de que los carros son máquinas duras, pesadas, impenetrables y de que son casi imparables cuando avanzan. Eso es verdad hasta cierto punto, especialmente desde la perspectiva de la infantería que no va armada con nada más que armas antipersonas. Sin embargo, la realidad es que no hay ningún vehículo imparable e incluso los carros tienen sus debilidades.

Al liderar el avance en el combate, el carro normalmente se encuentra de frente a sus enemigos, por lo que parte delantera es la que tiene un blindaje más grueso, tanto en la torreta como en el chasis. Los lados y, sobre todo, los laterales, son una historia diferente. Por tanto, la forma más efectiva de dañar un carro (especialmente uno pesado) es atacarlo desde atrás o desde un lado. Esta es la razón específica:

  • Lateral de los carros: Atacar un vehículo por un lado tiene numerosas ventajas. La más evidente es el blindaje mucho más fino de esa parte. Esto significa que vuestros proyectiles tienen una posibilidad incomparablemente superior de penetrar e infligir daño, incluso si son de un calibre inferior. Lo que también es importante es que los carros son mucho más grandes por el lateral que por la parte delantera, así que el enemigo al que sorprendéis por el flanco es un objetivo más fácil de disparar. Por último pero no menos importante, disparar a los lados supone más oportunidades de dañar los módulos enemigos y de herir a los miembros de la tripulación. Recordad: los módulos dañados o fuera de combate se traducen en una eficacia menor del vehículo enemigo en el combate.

    No olvidéis, sin embargo, que hay vehículos excepcionales que también tienen los laterales muy resistentes. El IS-3, por ejemplo, es famoso por resistir con daño cero los disparos que recibe en sus laterales, gracias al blindaje espaciado (dos o tres planchas, montadas con un espacio entre ellas, que es capaz de reducir drásticamente la energía cinética del proyectil al impactar) montado sobre sus orugas.

 

El famoso blindaje espaciado del IS-3 

  • Parte trasera del carro: Esta es la parte más vulnerable de cualquier vehículo y el regalo definitivo para cualquier artillero bendecido con la suerte de disparar proyectiles sobre ella. En la mayoría de los casos está protegida por un blindaje ligero (como mucho), así que disparar la parte trasera es sinónimo de daño casi siempre. Además, tened en cuenta que esta parte del carro es la que aloja el compartimiento del motor. Por tanto, destinar proyectiles aquí puede dañar también este módulo y, con un poco de suerte, causar un incendio en el vehículo enemigo, lo que causará un daño adicional cada segundo hasta que el fuego se extinga.

    El truco es que ningún enemigo en su sano juicio se acercará a vosotros al principio por detrás, y si tienen un poco de experiencia y sentido común, harán todo lo que esté en sus manos para evitar que vosotros os acerquéis a su parte trasera.

 

«Pues ahora no rebota, ¿me habré encontrado con un IS?»


Puntos débiles

Al tener cubiertos todos los lados del carro excepto uno, tenéis que centraros en la parte delantera. Como ya hemos dicho, esta es la parte mejor blindada de la gran mayoría de los carros de combate, especialmente cuando se trata de carros pesados. Por tanto, enfrentarse a la parte frontal del enemigo puede ser una tarea muy difícil y un motivo de una gran frustración, acompañada por el sonido de vuestros proyectiles rebotando uno tras otro.

Sin embargo, tened en cuenta que ningún blindaje es impenetrable. De hecho, incluso las planchas frontales no son uniformes en toda su superficie y tienen varios puntos débiles, que normalmente son mucho más finos y por tanto fáciles de penetrar. Conocerlos puede ayudaros considerablemente en una confrontación directa y/o permitiros infligir daño incluso si, en teoría, vuestro cañón no debería dejar nada más que un rasguño en el blindaje enemigo.

Importante:Recordad que, a no ser que estéis conduciendo un carro en la primera línea de asalto, enfrentaros frontalmente a un vehículo es la peor opción posible. Si estáis conduciendo un vehículo ligeramente blindado, posiblemente lo que queráis sea encontraros con la parte trasera o lateral de los vehículos. Sin embargo, si las circunstancias os exponen a una confrontación cara a cara, recordar los puntos débiles puede mejorar vuestras posibilidades de salir victoriosos, o al menos todavía operacionales.


Puntos débiles frecuentes

A continuación encontraréis un resumen de los puntos débiles más comunes, que se pueden encontrar en la mayoría de carros. Además, tened en cuenta que al dispararlos podéis causar daño crítico adicional a uno o más módulos o triupulantes. Por supuesto, estos no son todos los posibles puntos débiles que un carro puede tener. Sentíos libres para experimentar y descubrir por vosotros mismos más puntos de interés y debilidades específicas de algunos vehículos.

Cúpula de la torreta / escotilla

Estas partes se pueden localizar en lo alto de la torreta, normalmente en el lateral. Las escotillas se usan como salidas de la tripulación y como puntos de observación. Se recomienda apuntar aquí cuando estéis en enfrentamientos de proximidad.

Posible efecto colateral del disparo: puntos de visión dañados (rango de visión reducido), miembros de la tripulación heridos (normalmente el comandante o el cargador).

 

 


Escotilla para la ametralladora del chasis / visor del conductor:

Ubicados normalmente en la plancha superior frontal del carro, estos objetivos son relativamente pequeños y por tanto difíciles de disparar. Sin embargo, en algunos casos apuntar a ellos es la mejor posibilidad que podéis tener de infligir daño, especialmente si la plancha inferior está escondida.

Posible efecto colateral del disparo: miembros de la tripulación heridos (normalmente el comandante o el cargador).

 


Rodillo de las orugas y engranaje principal de conducción

Estas son las enormes ruedas que encontramos a ambos lados de la parte delantera y trasera de carro. Dispararlas es la forma perfecta de inmovilizar al oponente. Para maximizar la efectividad del disparo, disparad a un cierto ángulo, de manera que los proyectiles entren al chasis después de haber perforado la rueda.

Posible efecto colateral del disparo: rotura de la suspensión (oponente inmovilizado )

 


Glacis inferior

Este es el punto débil por excelencia en distancias medias. Suele ser relativamente grande y por tanto más fácil de disparar que otros puntos débiles. Además, apuntar aquí es especialmente eficaz al luchar contra vehículos con la transmisión montada frontalmente (los carros alemanes principalmente).

Posible efecto colateral del disparo: motor dañado (menor velocidad, aceleración y maniobrabilidad), compartimento de munición dañado (solo en determinados vehículos)

 


Anillo de la torreta

Un punto débil difícil de disparar debido a su reducido tamaño y a que normalmente se encuentra entre las superficies torcidas de la plancha frontal y el mantelete del cañón. Por tanto, vuestro proyectil tiene bastantes posibilidades de rebotar. Si es posible, dad prioridad a otros puntos débiles.

Posible efecto colateral del disparo: torreta dañada (velocidad de giro afectada), miembros de la tripulación heridos (varios)

 

Importante:Tened cuidado con los falsos puntos débiles. Hay ciertos vehículos en los que las partes normalmente consideradas puntos débiles están en realidad muy bien blindadas. Descubrir y memorizar estas excepciones es muy importante, ya que os ahorrará disparos malgastados o posibles derrotas. Ejemplos:

  • T110E3: Cúpula de la ametralladora
  • VK 45.02 (P) Ausf. B: Glacis inferior (200 mm de grosor e inclinado)
  • Varios carros alemanes: Escotilla para la ametralladora del chasis (con protección redondeada)

Aquí concluye el tema de hoy. Ahora ya deberíais ser capaces de identificar los puntos débiles de la mayoría de vehículos y usar esos conocimientos para sembrar el dolor entre el enemigo, sin importar el vehículo que esté conduciendo a su posición respecto a la vuestra. 

Recordad: la próxima vez hablaremos sobre giro del blindaje y golpes laterales. Además, no os olvidéis de votar para elegir el tema que trataremos después. Las posibilidades de esta semana son:

  • Inicio de la batalla
  • Cómo jugar con exploradores
  • 2 maniobras: peek-a-boo y hull down

Eso es todo por hoy. ¡Se acabó la clase!

¡Conocer las debilidades del enemigo es la mejor ventaja que podéis tener!

Cerrar